Venezuela: Arzobispo convoca a una hora de Adoración al Santísimo por la paz

 

b_150_100_16777215_00_images_pporemosvenezuela250214.jpgCARACAS, 25 Feb. 14 / 03:39 pm (ACI).- Mons. Reinaldo del Prette, Arzobispo de Valencia (Venezuela), solicitó a todos los sacerdotes y párrocos que este domingo 2 de marzo se realice una hora de Adoración al Santísimo Sacramento antes o después de Misa, “para pedir por la paz y la reconciliación de los venezolanos.

 

A través de su sitio web, Mons. del Prette señala que “ante la situación de violencia que atraviesa el País en estos momentos, pido a todos los sacerdotes, párrocos y administradores parroquiales, que el próximo domingo 2 de marzo, antes o después de una de las Misas, que se celebran en el horario dominical, se tenga una hora de Adoración al Santísimo Sacramento, para pedir por la paz y la reconciliación de los venezolanos”.

 

La difícil situación de Venezuela

 

Autoridades venezolanas informaron este lunes que el número de muertos se elevó a trece desde que empezaron las protestas en el país sudamericano.

 

Las manifestaciones se iniciaron el 6 de febrero cuando estudiantes salieron a las calles de Mérida (en la parte occidental de Venezuela), la capital Caracas y Táchira (frontera con Colombia), para protestar contra la inseguridad que se vive en las universidades. Sin embargo, las marchas terminaron con cinco jóvenes detenidos y enviados a la cárcel de la ciudad costeña de Coro (estado de Falcón).

 

Esto provocó más manifestaciones de decenas de miles de jóvenes y madres de familia–especialmente en Táchira-, que el domingo 9 exigieron la liberación de los estudiantes.


Posteriormente, los líderes de la oposición María Corina Machado y Leopoldo López convocaron a los jóvenes y a la población en general a manifestarse el 12 de febrero, fecha en la cual se celebra el Día de la Juventud en recuerdo la Batalla de La Victoria (12 de febrero de 1814) de la Guerra de independencia de Venezuela. Ese día, las fuerzas independentistas del general José Félix Ribas ante la escasez de tropas armaron a unos mil estudiantes de los colegios y seminarios.

 

Sin embargo, el 12 de febrero, las manifestaciones pacíficas que congregaron a decenas de miles de personas, terminaron con la muerte de tres venezolanos luego de la represión de grupos armados y –extraoficialmente- vinculados al Gobierno.

 

En respuesta, el Gobierno de Nicolás Maduro ordenó la detención de Machado y López. Este último se entregó de manera voluntaria el martes 18 en medio de una multitudinaria manifestación. Actualmente se encuentra detenido.

 

Desde entonces las calles de Venezuela han sido escenario de constantes marchas. El Gobierno de Nicolás Maduro respondió militarizando el estado de Táchira y sacando a las calles a la Guardia Nacional Bolivariana que, junto a grupos armados motorizados, se han dedicado a reprimir las manifestaciones que se han extendido a más ciudades. Según las últimas informaciones, además de los 13 muertos, los heridos superan los 130.

 

Ayer lunes la Guardia Nacional Bolivariana golpeó y detuvo a un sacerdote.

 

Reacción de la Iglesia

 

Luego de la represión del 12 de febrero, la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), emitió un comunicado condenando cualquier tipo de violencia. Además exigió al Gobierno de Maduro respetar la libertad de expresión y atender las causas por las cuales la población sale a las calles.

 

“Como pastores de la Iglesia manifestamos nuestro deseo de contribuir al fortalecimiento de la paz entre todos los venezolanos. Rechazamos cualquier tipo de violencia, tanto en las manifestaciones como fuera de ellas, así como los excesos en la represión de las mismas”, expresaron el 14 de febrero.

...........................................................................

#fc3424 #5835a1 #1975f2 #b487c5 #af8cb4 #3ac3c6